ADIVINA CUANTO TE QUIERO

IMAG0333 (1)

Quiero comenzar la sección de “cuento sobre cuentos” (podéis seguir los diferentes cuentos o libros en la sección del mismo nombre) con un cuento sobre el AMOR. La emoción más básica y necesaria para las personas y su crecimiento personal hacia la felicidad y el autoconocimiento.

“Adivina cuánto te quiero” es uno de mis cuentos preferidos. Se trata de un cuento muy sencillo en cuanto al texto. Trata por medio de comparaciones la cantidad de amor que existe entre una madre y un cría liebre.

Escrito por Sam McBratney e ilustrado por Anita Jeram, tiene un fuerte poder en el contenido que intentas expresar. Fácil de entender por niños y niñas de cortas edades. Es algo sencillo, concreto, cercano al pensamiento concreto y  sensorial de los niños.

Mediante comparaciones se expresan cuánto se quieren. La liebre lo recibe como algo grande y motivador. De esa emoción, tan grande y primordial como es el AMOR, surge el deseo de dar más de lo recibido. Es desde esa motivación, desde donde se inventan nuevas comparaciones para hacer ver al otro lo muchísimo que le aman. Se trata de un agradecimiento de lo recibido y una gran motivación por dar. En psicología se habla mucho de conocernos a nosotros mismos para enriquecernos  y poder ofrecer a los demás aquello que somos. En este cuento se expresa muy bien el deseo de llenar a la persona, de hacerla sentirse muy querida por lo que “és”y no por lo que se tiene. Se da valor a la persona. Se reconoce querida, entendida y acompañada para cualquier aventura que se quiera correr. Cuando se siente que ha recibido tanto, desea regalar lo mismo, entregar al otro tanto amor y darle las gracias por lo sentido.

Este cuento es muy apropiado para trabajar las relaciones de amor entre padres e hijos. Se pueden trabajar a cualquier edad, como muestra de compartir emociones sentidas hacia el otro.

En las familias en acogida es muy favorable leer cada noche el cuento. Se irán asentando las relaciones, y las emociones que en la nueva convivencia se sienten. También se favorecerá la formación del vínculo de apego. El niño o niña se sentirá cada vez más querido y aceptado (tal como es) en la nueva familia. Es un cuento que facilita ese acercamiento y esa aceptación. La familia acogedora deberá tener paciencia para que el mensaje de amor cale en el niño acogido. si éste ha vivido situaciones de abandono, de soledad, etc, no se sentirá pleno y tendrá momentos difíciles de afrontar y entender el amor recibido por la nueva familia.

Esta entrada fue publicada en INTELIGENCIA EMOCIONAL. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s