¿QUÉ SIGNIFICA LA PALABRA “NO” EN LA EDUCACIÓN?

Desde que somos niños y niñas hemos estado oyendo NO constantemente en nuestra casa. Ahora que soy mayor y trabajo con niños y niñas, resulta que me doy cuenta de cuantas veces al día pronuncio la palabra “NO”. Y no me refiero al NO usando como límite educativo, o a las veces que nuestros hijos y alumnas nos piden límites para aprender las conductas socialmente adecuadas. Me refiero a todas las situaciones en las que podríamos ofrecer la alternativa correcta de conducta, en lugar de pronunciar la palabra mágica de NO HAGAS…, cuando sabemos que lo que vendría después de los puntos suspensivos sería una posible conducta a desarrollar por su parte.

Me he dado cuenta que nuestra intención usando el NO es prevenir, evitar alguna mala situación que se pueda producir. Para con los más pequeños el NO pudiera evitar que se caigan, que se corten, incluso que se  electrocuten. Cuando paseo observo y miro con atención a las familias en los parques y  la relación que mantienen con sus hijos e hijas.En ella precisamente lo que predominan son frases como “No te puedes subir ahí”, “No tires la pelota tan fuerte que se irá ala carretera”, “No tires el bocadillo”, etc.descarga

Pero también descubro que en la escuela, el colegio o el instituto, nuestro vocabulario con los chavales lleva muchas veces la palabra No como prohibición. “No se puede escribir en rojo”, “No Habléis en clase” o  por supuesto la frase “No se puede copiar en el examen”

Y os preguntaréis ¿qué tiene de malo dar esta información, verdad?. Pues parándonos a pensar podemos descubrir el mensaje que les estamos lanzando a nuestros hijos y alumnas. Nos estamos posicionando desde una perspectiva de orden y mando (que para la relación con nuestros adolescente dificulta la  cercanía y la  comprensión). Estamos presentando muchas prohibiciones a personas deseosas de experimentar, de descubrir el mundo y que poseen  una energía imparable para  exponerse a lo que sea necesario. Presentándoles  las situaciones prohibitivas estamos dando información sobre posibles deseos a cumplir, sin ser conscientes del riesgo que ello suponga.

La información que contienen nuestras conversaciones con nuestros hijos y alumnas va directamente a su cerebro, se procesa y se almacena como información válida a usar en situaciones de interés personal. Si esa información va dirigida a posibilidades y no debilidades, propiciará el crecimiento personal de nuestros chavales. Si por el contrario, la información que les lanzamos abre nuestras puertas de acción, que precisamente serían las que intentamos evitar, no estaremos contribuyendo a dicho  aprendizaje . No quiero decir con esto, que no debamos hablar con nuestros hijos  o alumnas, de las situaciones delicadas o de riesgo que pudieran darse (atendiendo según la edad de la que estemos hablando). Pero en esos momentos se nos pone delante una gran oportunidad de dotar al niño o la niña de autoestima, de poder, de control sobre la situación. Somos de las personas más importantes en su vida y posiblemente de las personas a las que más escuche a lo largo de su vida.

¿Y QUÉ PASA SI CAMBIAMOS  Y  OFRECEMOS  LA INFORMACIÓN SOBRE LO QUE PUDIERA HACER Y TODO LO BUENO QUE PUDIERA CONSEGUIR?

  • Estamos contribuyendo al éxito y no del fracaso o la decepción.
  • Estamos fomentando su  autoestima, transmitiéndole la capacidad de acción.
  • Nos estamos acercando emocionalmente a ellos y ellas en nuestra relación, pues creamos confianza y complicidad.
  • Les hacemos tomar conciencia de su propia acción y por consiguiente trabajamos la responsabilidad sobre sus actos.

Creo que como madre y educadora tenemos la responsabilidad de poner toda nuestra INTENCIÓN Y TODO NUESTRO CORAZÓN  en  educar a nuestros hijos y alumnas en las grandes oportunidades de aprendizaje que tienen por delante y EVITAR  prohibir, dar consejos o informar de lo que pudiera pasar si no hacen las cosas correctamente.

Seremos mejores líderes si informamos de posibilidades, si acompañamos los procesos de aprendizajes dando herramientas y pautas que sirvan para conseguir el deseo de cualquier niño, niña o adolescente, que nos es otro que “DESEAS SER Y SENTIRSE MAYOR”

Así que os invito a comunicaros evitando la palabra “NO”, aumentando el vocabulario sobre hechos, actitudes y pensamientos saludables hacia el niño. Os invito a transformar el lenguaje y emitir frases que hagan reflexionar, que motiven a la reflexión. No demos las cosas hechas a nuestros hijos. Es más constructivo entablar conversaciones donde ellos decidan la acción, donde exista información sobre las posibles consecuencias, donde se informe y no se prohíba.

Por ejemplo , retomando  los ejemplos que antes comentábamos se puede traducir nuestro discurso en “Qué bien  subes al columpio, si te agarras bien disfrutarás más”, “Si en el examen os centráis en lo que podáis rellenar, vuestro resultados serán mejores”;”Puedes y sabes colocar el cuarto y si lo haces, creo te sentirás mejor”; “Cuando algún compañero te insulte, piensa en la amistad que tienes con él y en lo que ganas si intentas resolver el problema con el diálogo”

Os invito a que construyamos un mundo donde los retos se transformen en posibilidades y no existan las prohibiciones, sino la toma de conciencia personal sobre lo que cada persona cree que debe  hacer para ser feliz y hacer feliz a los demás.

Os invito a ser líderes en nuestras casas y nuestras aulas, ofreciendo modelos de acción, que vayan transformando el  mundo. Es una decisión difícil, ya que lo fácil sería dejarnos llevar por lo que las modas imponen.  Pero nuestro futuro y el de nuestros niños está marcado por lo que ahora hagamos nosotros y ellos.

Esta entrada fue publicada en APRENDIZAJE, COACHING, EDUCACION, EMOCIONES, FAMILIA y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s